Decorar habitaciones juveniles

Sorprende a los integrantes jóvenes del hogar con los consejos que están a continuación.

habitaciones juveniles

Lo primero que tienes que considerar es si el cuarto es para un hombre o una mujer. Este es el primer factor que determinará el estilo de la decoración.

En el caso de que sea un varón, una buena idea es hacer hincapié en la fascinación del joven. Si al adolescente le interesa un deporte, no dudes en colocar un gran poster con su deportista favorito sobre una pared blanca.

En lo que respecta a colores, el verde o naranja opaco son las alternativas más comunes. El celeste queda descartado, porque es un tono que le hará sentir que aún es un niño.

En la actualidad, el ordenador es un objeto que no puede estar ausente en ninguna habitación moderna. Por lo tanto, para que este equipo se adapte al diseño del cuarto, es importante que lo coloques sobre la pared de la ventana. Como detalle adicional pinta la viga que se ubica sobre la ventana de color negro, para que combine con el escritorio y asiento del ordenador.

Este tip debe aplicarse indiferentemente del sexo del joven, si se pretende colocar un ordenador en la habitación.

Para las mujeres jóvenes también es importante que tomes nota sobre sus pasiones. Si tiene afinidad por una banda o un famoso, también debes colocar posters del mismo sobre una pared blanca.

Otro elemento que no puede faltar es un mueble de color blanco que contenga un espejo y cajones para el maquillaje.

La gran diferencia la verás al momento de escoger los colores. El rosa sigue siendo una alternativa válida a pesar de que la niña ahora es una adolescente. A pesar de esto, evita abusar del tono como lo hacías cuando era pequeña. Puedes utilizar el rosa, pero debes mezclarlo con blanco para evitar que la joven te reclame de que la tratas como niña.

Gran parte de las jóvenes adoran los pisos alfombrados. Asique tapiza el piso de toda la habitación de color rosa. En el centro del cuarto puedes colocar otra alfombra que contenga algún diseño en particular.

Una alternativa que se adapta a ambos sexos para las paredes es la de utilizar el color blanco. La principal diferencia la notarás con los muebles. Si se trata de una mujer, los objetos también pueden ser blancos. En el caso de que sea un hombre, los muebles del dormitorio tienen que ser de color negro o verde.

 

Dejar una opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *